Ampliamente considerado como el simulador más realista de remo en el agua, WaterRower se ha dedicado a crear máquinas de remo de calidad y diseño excepcionales durante más de 30 años.

Al ofrecer un entrenamiento de cuerpo completo de bajo impacto, el WaterRower es aclamado no solo por sus beneficios de ejercicio, sino también por su innovación de diseño sobresaliente. Fabricado a mano en EE. UU. Toda la madera utilizada en la fabricación de las máquinas de remo WaterRower proviene de bosques gestionados de manera sostenible en los Apalaches.

Los principios de WaterRower

El WaterRower fue inventado en 1988 por John Duke, un ingeniero de la Universidad de Yale y candidato a la Selección Nacional de Remo de EE. UU. Duke tenía dos principios que guiaban su diseño:

En primer lugar, replicar la experiencia de remar en un bote, con el objetivo de llevar el sonido, la resistencia y los beneficios fisiológicos del remo a un público más amplio.

En segundo lugar, crear una pieza de "mueble fitness" con una estética que complemente a un entorno residencial.

El objetivo de Duke era crear una máquina de remo con la que el usuario tuviera una conexión emocional acogedora, como lo haría con una obra de arte o su mueble favorito. Para ello, era fundamental la fabricación a partir de madera.

Inspiración en el diseño

La inspiración para el diseño provino de la elegancia de los muebles Shaker, famosos por ser objetos hermosos y bien hechos que podrían usarse en la vida cotidiana. El WaterRower, al igual que los muebles Shaker, no tiene elementos de diseño superfluos. Todos los componentes del WaterRower tienen un papel preciso que desempeñar en la función de las máquinas de remo.

Con el diseño finalizado, el Sr. Duke instaló la fábrica WaterRower en el estado de Rhode Island en Nueva Inglaterra. Rhode Island, un centro de mano de obra calificada y a solo unas horas al norte de la Cordillera de los Apalaches de donde se obtiene la madera WaterRower, sigue siendo el hogar de nuestra central de fabricación hasta el día de hoy.

La filosofía de Duke

La filosofía de Duke cuando fundó WaterRower era fabricar productos de alta calidad a partir de materiales de origen sostenible y esta misión sigue siendo un valor fundamental hasta el día de hoy. Un antídoto para la cultura de fabricación desechable, todas las máquinas de remo WaterRower están hechas a mano y diseñadas para durar toda la vida. Desde sus humildes comienzos, WaterRower se ha expandido hasta convertirse en una marca líder mundial de fitness. Lo que una vez fue una pequeña carpintería que fabricaba una máquina de remo al mes, ahora es una operación de fabricación de última generación. El éxito se ha basado en el principio fundamental de Duke de fabricación sostenible y de alta calidad.

La marca hermana de WaterRower, NOHrD (pronunciado nord) es una creación de Dominik Kuprecht, fundador y director general de WaterRower Alemania. Su nombre deriva del nombre de la ciudad de Nohrdhorn en la que tiene su sede WaterRower Alemania. Herr Kuprecht creó la marca para satisfacer la creciente demanda de los clientes de WaterRower, que buscaban equipos de fitness con la misma funcionalidad y diseño innovador que la marca americana.

Aprende más sobre NOHrD

Explora la gama

NO ESPERES A PONERTE EN FORMA

Icon Envío gratuito en pedidos de más de 100€
Icon Financiación disponible 
Icon Servicio Técnico Oficial